No, marketing y publicidad no son lo mismo.

Vamos a hablar de la diferencia entre marketing y publicidad, comúnmente confundidos por tener el mismo objetivo dentro de una empresa. Me gustaría contarte cuál es el verdadero ámbito de actuación de estas disciplinas.

Mi relación con el marketing empezó en las charlas informativas previo acceso a la universidad. Tenía claro que quería estudiar una carrera relacionada con la economía, pero las clásicas ADE, FICO o la propia carrera de economía no me parecían lo suficientemente atractivas.

Sin embargo, otra carrera económica me llamó la atención; marketing e investigación de mercados. Entré a la charla con el mismo pensamiento que la mayoría de la gente: “aquí me van a enseñar a hacer anuncios para la tele o a ser un pesado mandando correos electrónicos”. Al terminar la reunión, salí de allí confundido y atraído a la vez por lo poco que sabía de marketing. Puede que fuera ese desconocimiento lo que me llevó a decidir estudiar esta carrera, quién sabe.

Le conté mi decisión a mis padres. Su respuesta, la clásica: “¿Eso no es publicidad y hacer anuncios de televisión?” Aún no sabía explicarles exactamente la diferencia, pero yo traté de explicarles que el marketing abarcaba mucho más.

No solo tuve esta conversación con mis padres, personas ya un poco mayores que les pilla en fuera de juego estos términos tan modernos, sino también con amigos y vecinos de mi edad. Todos tenían interiorizado que el marketing y la publicidad era lo mismo. Se equivocaban.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre marketing y publicidad?

Marketing

El marketing es la disciplina que busca mejorar la comercialización de un producto satisfaciendo, de la mejor manera, las necesidades del cliente. Para ello, se deben responder dos cuestiones: 

1. ¿Cuál es mi público objetivo?

Para quién vamos a hacer lo que hacemos y cuál va a ser la necesidad que va a cubrir nuestra actividad económica. Por ejemplo, el público objetivo de un panadero es la gente que consume pan, y la necesidad que satisface es el hecho de comerte unas tostaditas de pan recién salido del horno para empezar bien el día (o cualquier otro uso que quieras darle al pan).

2. ¿Cuál es mi propuesta de valor?

Aquí viene lo difícil. Para comprar pan hay una multitud de panaderías o supermercados, por lo que el panadero se pregunta: ¿Por qué van a elegir venir a mi panadería los clientes en lugar de irse a la competencia?

Es aquí cuando el panadero (que algo de marketing sabe) empieza a pensar cuál es la mejor forma de ofrecer su pan a la clientela.

Sabe que en precio no puede competir con las grandes superficies, por lo que va a justificar un mayor precio con un pan de gran calidad. No va a escatimar en gastos, pero el mejor pan es el que ofrecerá nuestro amigo el panadero.

La distribución de este se realizará en la tahona de barrio donde lleva trabajando toda la vida, dando el pan a cada cliente con la misma simpatía y alegría de cada día que le caracteriza.

Su clientela, sin embargo, es la misma de siempre. El panadero, extrañado, se vuelve a preguntar: ¿cómo consigo que todos se enteren de que tengo el mejor pan de toda la ciudad?

Publicidad

La publicidad es la parte del marketing que se encarga de promocionar el producto para hacerlo llegar al mayor número de personas posible dentro de nuestro público objetivo.

La publicidad es una decisión más, junto con las de producto, precio y distribución, que las empresas deben de tomar para crear una propuesta de valor coherente para su clientela.

Siguiendo con el ejemplo de nuestro amigo el panadero, este va a decidir promocionar su producto pegando carteles por toda la ciudad. No es lo más moderno del mundo, pero con tiempo y trabajo consigue llegar a más personas y aumentar su clientela.

Al igual que pegar carteles, podría haberse creado una cuenta de Instagram o anunciarlo en la radio local. Todo esto son estrategias de publicidad.

Publicitar tu producto es todo un arte, pero dista mucho de la estrategia de negocio global que es el marketing, con la que tratas de ofrecer una propuesta de valor coherente con todas las partes de la empresa para así conseguir el mayor número de clientes posible.

Durante mi carrera en marketing e investigación de mercados descubrí el SEO (Search Engine Optimization) y actualmente estoy cursando una carrera que te especializa en ello.

SEO es una rama de marketing digital que busca captar el mayor número de clientes posible a través del posicionamiento en buscadores.

Después de tantas explicaciones a mis familiares y amigos para que diferencien mi carrera de la publicidad, ¿me habré convertido en un publicista sin darme cuenta? Prefiero no conocer la respuesta a esa pregunta.


Álvaro Ortega

Nací en San Pedro de Alcántara y más tarde me gradué en marketing e investigación de mercados en la Universidad de Málaga. Durante el grado descubrí que disfrutaba trabajando con ordenadores y que además se me daba bastante bien la parte analítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PPC

SEO

Te llamamos